Diversidad étnica y cultural en Colombia

Colombia es un país mega diverso, hace parte de los 17 países de mayor diversidad del mundo (Colombia país megadiverso, 2019). Esto se debe principalmente a su ubicación geográfica sobre la línea ecuatorial lo que lo convierte en un país tropical, y su gran riqueza en especies de fauna y flora y ecosistemas. Este hecho es muy importante para el país y le ha dado un espacio en la Cumbre Mundial sobre el desarrollo Sostenible.  En agosto de 2018 se reunieron países de todo el mundo para realizar acuerdos sobre las políticas que debe implementar cada país para preservar el medio ambiente. (Naciones Unidas, 2018)

Además de la gran diversidad de especies animales y de plantas con que cuenta Colombia, conviven personas soñadoras, creativas, recursivas, y sobre todo felices que conforman una diversidad cultural increíble. (Fisco, 2015) Desde la época de la colonización este país ha recibido variedad de etnias y culturas brindando una  riqueza cultural que ha crecido desde entonces.

Fuente: Luis Lozano – Indígena Pijao

Colombia, inicialmente habitado por numerosos pueblos indígenas, al llegar los españoles recibió esclavos africanos, inmigrantes hispanos que con el pasar de los años han combinado sus  comportamientos y formas de vivir (Valores, normas y sanciones, creencias, símbolos, idioma y costumbres), que se han desenvuelto desde entonces de manera distinta de acuerdo a su origen, creencias, entorno y comunidad. (Rafino, 2019)

La historia muestra como evolucionaron diferentes culturas dentro del mismo territorio, marcando una clara diferencia entre los territorios, regiones, y sobre todo  zonas rurales y urbanas establecidas desde la conquista española en 1508, pasando por la independencia de 1819 al mando de Simón Bolívar y la división departamental de la Republica de Colombia de 1886, luego por la organización territorial de 1905 que establece a Bogotá como la capital del país. (Colombia H. t., 2019)

De esta forma ha transcurrido la historia del país, llegando a la migración interna, que comenzó a mediados del siglo XIX, generando un desplazamiento de familias principalmente de las zonas rurales a las principales ciudades del país, lo cual se ha convertido en una constante dentro de las dinámicas sociales, además del incremento de la población de las ciudades principales, lo cual ha obligado a realizar una adaptación cultural a quienes se mudan de un lugar a otro.

Este fenómeno tiene dos fuentes; se presenta por el conflicto interno, que parte de la violencia (persecución, amenazas, asesinatos, persecución, entre otros) lo que se conoce como desplazamiento forzado, y en segunda instancia algunos migran de forma voluntaria en busca de mejorar su calidad de vida. Este hecho forzó a muchas familias a salir de un espacio rural hacia otro urbano donde se enfrentan con situaciones que fusionan las diferentes culturas de Colombia. (Jimenez, 2010)

Lo anterior ofrece una mirada de la historia para comprender el desarrollo cultural y entender la diversidad cultural con la que cuenta el país hoy en día. Luego de conocer estos precedentes históricos podemos ver que en Bogotá día a día se construyen casas y apartamentos donde conviven personas con origen en distintos lugares. De esta manera, se tiene un conjunto de culturas dentro de cada barrio o edificio de propiedad horizontal. Con lo cual se concluye la importancia de conocer al otro, saber quién es nuestro vecino para entendernos mejor y lograr una sana convivencia. Se debe tener en cuenta, que cada persona es un mundo, lo que refiere diversidad de pensamiento y nos orienta a comprometernos para comprender al otro y convivir mejor.

VER EL DOCUMENTO

Informa Luis Lozano

Indígena Pijao

Equipo CulturaCo

Entradas relacionadas

Deja tu comentario